Donar Óvulos

El ovulo es quien escoge al espermatoziode

Definitivamente las cosas cambian, los tiempos también…y hasta los conceptos científicos cambian. Lo que aprendimos en primaria, ahora es cuestionado, estudiado bajo otro aspecto, o simplemente, no existe como se decía.

Desde la educación básica nos enseñan que cientos de miles de espermatozoides “luchan” entre ellos para llegar al óvulo y sólo unos cuantos alcanzan al gameto femenino, pero únicamente uno o dos lograrán fecundarlo (aunque sí existen casos extraordinarios) y después nacemos nosotros. Se lee sencillo, ¿no?

Pues esta ideología podría tener un giro gracias al científico Nadeau, te explicamos cómo es que el óvulo selecciona al espermatozoide y no al revés. 

Un reciente estudio realizado por el Dr. Joe Nadeau, del Instituto de Investigación Pacific Northwest, en Estados Unidos, comenzó a darle protagonismo a nuestra célula reproductora: el óvulo, al demostrar que no es una célula pasiva, sino todo lo contrario, el gameto femenino es capaz de escoger al espermatozoide que lo fecundará de acuerdo a la carga genética del gameto masculino, así que este descubrimiento desafía la idea de la fertilización aleatoria.

darle protagonismo a nuestra célula reproductora: el óvulo, al demostrar que no es una célula pasiva, sino todo lo contrario, el gameto femenino es capaz de escoger al espermatozoide que lo fecundará de acuerdo a la carga genética del gameto

¿Cuál es la evidencia de que el óvulo sí elige al espermatozoide?

Para llegar a tal resultado, el científico Nadeau cruzó dos grupos de ratones, un grupo tenía genes normales y el otro estaba artificialmente manipulado con genes propensos a desarrollar enfermedades como cáncer en los testículos, ¡y el resultado fue realmente sorprendente! 

En la primera fecundación, se mezclaron hembras y machos con genes sanos, y las crías presentaron genes aleatorios de acuerdo a las leyes de Mendel. Sin embargo, en la segunda fecundación se cruzaron hembras con genes sanos contra machos portadores del gen mutante y sólo el 27 % de las crías nacieron con el gen cancerígeno del padre, contrarrestando la estimación de las leyes de Mendel, las cuales indican que más del 75 % de los ratones debían nacer con la variación genética del macho.

Aunque todavía hay muchos estudios que realizar, los resultados de la investigación indican que el proceso de la fecundación no es aleatorio porque el óvulo tiene un papel muy importante al seleccionar al espermatozoide con tendencia a estar en buen estado. La hipótesis de Nadeau sugiere que esto podría tratarse a la metabolización del ácido fólico, la cual forma moléculas importantes de señalización en el espermatozoide y óvulo