Beneficios de la natación: ejercicio prenatal

Beneficios de la natación: ejercicio prenatal

>

Los beneficios de mantenerse saludable son muchos y para poder lograrlos es necesario hacer ejercicio con regularidad. Lo ideal es practicar una actividad física de su agrado y que le ofrezca los mayores beneficios para su salud.

Uno de los ejercicios más practicados es la natación, ya que es una excelente forma de refrescarse mientras se mantiene en forma y trabaja por su salud.

Por esta razón, ofrecemos una lista con algunos datos que le servirán de ayuda para identificar los beneficios de este deporte y animarse a practicarlo con regularidad:

  • La natación es un ejercicio que estimula el metabolismo y quema la grasa corporal. Si realiza 20 minutos de natación manteniendo un ritmo y velocidad constante, este deporte se convierte en un ejercicio aeróbico muy beneficioso para estar en forma.
  • Este ejercicio se recomienda a pacientes que sufren de asma u otras dificultades respiratorias, ya que estimula la función pulmonar y el control de la respiración.
  • Reduce la presión arterial
  • La natación es un deporte de bajo impacto, ya que el agua contrarresta la fuerza de gravedad y evita el impacto en los huesos y articulaciones. Por ello, es un excelente ejercicio para todos.
  • La posición horizontal en la que se practica la natación mejora la respiración.
  • Una hora de natación quema alrededor de 500 calorías.
  • La natación mejora la capacidad cardiopulmonar, mejora la resistencia y tonifica los músculos.
  • Es una actividad que resulta muy divertida para gran cantidad de personas
  • Mejora la postura
  • Mejora la coordinación
  • Fortalece las articulaciones
  • Trabaja diversos músculos del cuerpo, ya que en la natación se utilizan tanto los músculos del tren superior en inferior
  • Mejora los problemas y dolores de espalda

¿Se puede practicar natación durante el embarazo?

Efectivamente, la natación es un ejercicio muy recomendado para las mujeres embarazadas, ya que es de bajo impacto y las posibilidades de lesión se reducen en gran medida.

No obstante, es de suma importancia consultar con su médico antes de realizar cualquier tipo de actividad física durante el embarazo para evitar complicaciones, además de contratar a un instructor especializado en ejercicio prenatal que se asegure que los ejercicios y la duración de los mismos son adecuados para una mujer embarazada.