Consejos para un parto sin dolor

Consejos para un parto sin dolor

Por lo general, las madres suelen tener mucho miedo del parto, sobre todo las primerizas, ya que temen a las contracciones uterinas y el dolor que producen las mismas. Lo cierto es que, hoy en día, se han descubierto varias formas de lidiar con el dolor del parto y, por tanto, reducirlo, por lo que ofrecemos un listado con algunas de las técnicas más utilizadas para sobrellevar el dolor del parto.

Si desea conocer las fases del parto, visite: https://www.embarazada.com/articulo/las-fases-del-parto

¿Cómo reducir el dolor del parto?

Para reducir o lidiar con los dolores del parto, recomendamos:

Respiración

Quizás la técnica más utilizada y más efectiva en cuanto a lidiar con el dolor durante la labor de parto y las contracciones uterinas es la respiración.

La respiración lenta y profunda hará que su cuerpo se relaje y el dolor se reduzca. Una gran manera de aprender las técnicas de respiración es inscribirse en clases de parto, las cuales le proporcionarán esta información y le ayudarán a sobrellevar las contracciones.

Escuchar música que la relaje

Una excelente técnica para desviar su mente del dolor del parto es escuchar una música que a usted le parezca relajante. Puede elegir un tema de música clásica, los cuales tienden a ser muy relajantes no sólo para la madre, sino también para el bebé.

Además, algunos especialistas aseguran que esta música tendrá un efecto calmante en su bebé después de su nacimiento.

Imágenes mentales

Las imágenes mentales constituyen una gran alternativa para lidiar con los dolores del parto. Esta especie de «truco» mental le ayudará a tranquilizarse, relajarse y controlar el dolor de las contracciones.

Al momento de los dolores, es positivo concentrarse en una situación de su agrado que evoque una sensación de calma.

Para cada paciente, la imagen será diferente. Por ello, concéntrese en buscar un lugar placentero para usted, que le transmita paz, serenidad y la relaje. Puede ser una playa, una montaña o cualquier sitio de su agrado. Una vez que la tenga en su mente, piense en diferentes atributos de ese lugar y concéntrese en ello, de tal manera que lo sienta casi real. Es precisamente a través de esta técnica donde puede encontrar un «lugar feliz» que saque su mente del dolor y se inserte en algo positivo.