La anestesia epidural durante el parto

La anestesia epidural durante el parto

El parto es uno de los momentos más emblemáticos en la vida de toda madre. La llegada del bebé es un momento muy feliz para las madres, no obstante, dicha fecha suele estar cargada de mucho miedo y estrés por el evento que se avecina, sobre todo si se trata de una madre primeriza.

Lo cierto es que el mayor miedo de las madres con respecto al día del parto es el dolor de las contracciones, el cual es manejado de diversas maneras, todo depende de qué es lo que desee la paciente.

¿Qué técnicas se pueden poner en práctica?

Gran cantidad de madres asisten a clases especiales para prepararse para el día del parto, usualmente junto a su pareja o alguna persona que la asista durante este día tan especial. En estas clases, la madre podrá aprender una serie de técnicas de relajación y respiración que le servirán de mucha utilidad para sobrellevar los dolores del parto.

Si bien esa es una técnica muy utilizada por algunas madres, la mayoría recurre a algún tipo de anestesia para reducir dichos dolores.

¿Qué es la anestesia epidural?

La anestesia epidural es una técnica que consiste en la inyección de anestesia en la parte baja de la espalda. La aguja de la inyección se coloca en el espacio entre dos vértebras, a través de las cuales se fija un catéter por donde pasa la anestesia.

Los dolores del parto varían de una paciente a otra. En algunos casos, los dolores son fuertes pero llevaderos, mientras que otras pacientes tienden a sufrir dolores muy intensos que requieren de la aplicación de anestesia para sobrellevarlos.

¿En qué momento el médico aplica la epidural?

La aplicación de la anestesia epidural varía de una paciente a otra, dependiendo de su dilatación y de las condiciones del parto. Por ello, el médico tomará en cuenta diversos elementos para poder aplicar la anestesia en el momento pertinente. En la mayoría de los casos, la anestesia se coloca luego de que la madre haya dilatado, por lo menos, unos 4 centímetros.

¿El catéter permanece fijo?

Efectivamente, el médico coloca el catéter para poder administrar la anestesia epidural cada vez que se requiera. Por lo general, pueden ser varias dosis, sin embargo, tal y como se dijo anteriormente, la cantidad de dosis y el momento de la aplicación dependerá de las características particulares de cada paciente.