10 tradiciones de embarazo de la realeza que no conocías (Parte I)

Son ineludibles, incluso cuando tu cuerpo está ocupado haciendo crecer a otro ser humano. Si bien Meghan Markle no tendrá que seguir reglas duras y rápidas durante su embarazo, definitivamente hay algunas tradiciones de embarazo que es muy probable que ella elija observar mientras se prepara para recibir a su primer hijo con el Príncipe Harry. Aquí hay algunas tradiciones reales de embarazo de las que quizás no te hayas dado cuenta.

1. La reina se entera primero

No es una regla abierta, pero por lo general, la Reina es la primera en saber si un miembro de la familia real está esperando. De hecho según el Daily Mail, Will usó una línea telefónica encriptada para llamar a Elizabeth y darle la noticia cuando George nació antes de contárselo a otra persona.

2. ‘Baby showers’ no son la norma

Los baby showers son totalmente comunes en los Estados Unidos, de donde es Meghan, pero no son una parte habitual del embarazo en el Reino Unido, donde vive ahora. Si bien ella puede tener uno si realmente quiere, probablemente no lo hará.

3. La realeza mantiene en secreto el sexo del bebé

A menudo, los miembros de la familia real ni siquiera conocen el sexo de sus hijos. “Saber de antemano el sexo es más estadounidense que británico”, dijo a Harper’s Bazaar la experta e historiadora real Marlene Koenig, autora del blog Royal Musings. “Me sorprendería si conocen el sexo de antemano. Si se enteran, no se lo dirán al mundo. No puedo pensar en ningún británico o real europeo que anuncie el sexo de un niño antes de que se haga el anuncio”.

4. La realeza anuncia el embarazo a las 12 semanas

En términos generales, la familia real anuncia sus embarazos al público aproximadamente a las 12 semanas. Una notable excepción fue cuando Kate Middleton estaba embarazada de Prince Louis y decidió hacer el anuncio antes de lo habitual porque sufría de náuseas matutinas graves, según PopSugar.

5. Los viajes son limitados durante el embarazo

De acuerdo con Metro UK, cuando los miembros de la realeza están esperando, tienden a limitar sus viajes y se les disuade de viajar internacionalmente durante el mismo. Por supuesto, esto no significa que esté completamente prohibido. Meghan Markle acaba de completar su gira real por Australia, Nueva Zelanda, Fiji y Tonga mientras está embarazada, por ejemplo.

Para leer el artículo completo, ingresa en el siguiente link:

https://www.marieclaire.com/celebrity/g24314484/royal-pregnancy-traditions/?slide=10