Exámenes tempranos en el embarazo detectan anormalidades

Exámenes tempranos en el embarazo detectan anormalidades

La mayoría de embriones humanos poseen defectos genéticos en los primeros días de desarrollo, lo que a juicio de expertos explica por qué muchos embarazos fallan poco después de la concepción.

Los investigadores de la Universidad de Londres, encabezados por el Dr. Dagan Wells, estudiaron 46 cromosomas en embriones con 3 días de desarrollo y consideran que un nuevo examen puede mejorar los índices de éxito en los pacientes infértiles al permitir que los doctores elijan los embriones con conjuntos de cromosomas normales, para ser implantados en el vientre de la madre.

La tecnología también podría disminuir el número de embarazos múltiples en las mujeres que se someten a la fertilización in-vitro ya que un menor número de embriones sería implantado en el útero para realizar un parto exitoso. Los resultados indican que el desarrollo uniforme de células no ocurría con frecuencia en los primeros días después de concepción.

Wells señaló que, por lo contrario, las células se dividían desigualmente; los cromosomas se juntaban en unidades destructivas, o no se dividían del todo. La mayoría de las células humanas tienen 46 cromosomas, 23 de cada progenitor. Wells y su colega Joy Delhanty estudiaron doce embriones con tres días de desarrollo. Sólo uno de los tres tenía conjuntos de cromosomas completos.

Mientras el estudio revela que muchos embriones no son viables, los resultados no deben deducir que todos los embriones son defectuosos, como lo han especulado anteriores investigadores, utilizando exámenes menos sofisticados.

«Existen casos en los que los exámenes tempranos han mostrado anormalidad cromosomática en un embrión, pero cuando nace el bebé, no tiene la anormalidad», aseveró Wells. «De manera que las teorías sugieren que sí es posible que los embriones se compongan por ellos mismos en algunos casos».