Shakira está perdiendo peso bailando Zumba

Shakira está perdiendo peso bailando Zumba

Tras dos meses de haber dado a luz, Shakira está logrando bajar el peso extra obtenido del embarazo bailando Zumba.

Perder peso no es tan fácil

Shakira siempre se ha caracterizado por su hermosa voz, su lindo rosto y su espectacular cuerpo. Luego de haber quedado embarazada de su primer bebé con Gerard Piqué, Milan, Shakira subió de peso como lo regularmente lo hacen todas las madres y, después de haber dado a luz, se dio cuenta en carne propia de que perder el peso extra del embarazo no es tan fácil como lo pintan.

La cantante colombiana declaró días atrás: “Bajar de peso después de tener el bebé es lo único que ha sido un poco estresante”.

Además, emitió unas cuantas declaraciones sobre los clichés de hoy en día y cómo las personas se sienten cada vez más presionadas para tener una delgada figura. “Creo que nuestras madres y abuelas no estaban bajo la presión de las mujeres de hoy día después de tener un bebé. Mi papá dice que no hay nada mejor que tener carne sobre los huesos. Así que le gusta que mi madre sea un poco gordita. Ella nunca estuvo bajo la presión de tener que llegar a su antiguo peso y nunca lo hizo”.

Bajando peso al ritmo de Zumba

Actualmente, Shakira se desempeña como jueza del reality musical “The Voice”, razón por la que se ha visto mucho más presionada en estar en su peso ideal para mostrarse frente a las cámaras. Por ello, ha decidido iniciar una rutina de ejercicios con Zumba. Este conjunto de CDs utilizan la bailoterapia como método cardio y cada vez es más utilizado por una cantidad mayor de personas para bajar de peso.

De hecho, las celebridades se están incorporando a esta nueva moda del ejercicio. Letizia y Victoria Beckham aseguran que utilizan Zumba regularmente para hacer ejercicio cardiovascular y controlar su peso.

Su nueva faceta como madre

Semanas atrás, Piqué declaró que Shakira es una madre fabulosa y muy atenta. Esto Shakira lo ha confirmado, ya que declaró recientemente que se siente muy ocupada por sus compromisos profesionales y con su bebé, quién ya tiene dos meses de edad.

“Sabía que tenía que volver aquí, dos meses después de tener a mi hijo. No he tenido mis cuatro meses de permiso de maternidad que tienen todas las mujeres del mundo. No pretendo quejarme, pero ha sido un proceso lleno de retos”.